El Congreso de Perú impide al presidente Castillo ir a la toma de posesión de Petro

0
El refrán «No hay quinto malo» refleja para el presidente peruano, Pedro Castillo, la balsa para afrontar la ola de investigaciones que ha abierto contra él la Fiscalía de Perú. A esto se suma un Congreso adverso que le ha negado de modo inédito el permiso para salir del país y así poder acudir a la investidura del presidente de Colombia, Gustavo Petro, que tendrá lugar mañana en Bogotá. Tras la dimisión esta semana de Aníbal Torres, Pedro Castillo nombró ayer a Roberto Sánchez como su quinto primer ministro desde que asumió el poder, con el que pretende poner fin a la crisis política permanente que sufre su Gobierno. La renuncia de Torres se ha producido en medio de cinco denuncias de corrupción abiertas por la Fiscalía contra el jefe de Estado peruano. Roberto Sánchez ha sido, hasta relevar a Torres, responsable de la cartera de Comercio y Turismo, cargo que asumió el 29 de julio de 2021, con el naciente Gobierno de Pedro Castillo. Psicólogo y congresista de la República para el periodo 2021-2026, milita en el partido de izquierdas Juntos por el Perú y es un ferviente defensor del presidente peruano en los medios de comunicación. Más cambios Entre los cambios del nuevo Gabinete , forzado por la salida de Torres, el mandatario ha nombrado como ministro de Economía y Finanzas a Kurt Burneo, ex viceministro de Economía y exdirector del Banco Central de Reserva. Burneo estudió Economía en la Universidad Católica del Perú y goza de gran prestigio a nivel internacional. En un año de Gobierno, en el que han desfilado por el Gabinete hasta cuatro primeros ministros –Guido Bellido, Mirtha Vásquez, Héctor Valer y Aníbal Torres–, la Fiscalía de la nación, de modo inédito, autorizó la investigación a un presidente en el ejercicio de sus funciones. Castillo está en el punto de mira por cinco procesos penales que involucran a su entorno íntimo, como su esposa, Lilia Paredes; su cuñada, Yenifer Paredes, su sobrino, Fray Castillo; el exsecretario del Palacio de Gobierno, Bruno Pacheco, y el exministro de Transportes y Comunicaciones, Juan Silva. Noticia Relacionada estandar Si Pedro Castillo, el populista impopular que perdió el sombrero Paola Ugaz Un año después de su toma de posesión, la corrupción y la crisis enturbian la presidencia de Castillo, cercado por la oposición y cuestionado por su gente Entre los casos abiertos, se le investiga al mandatario por dirigir presuntamente una organización criminal donde otorgó obras a cambio de prebendas en el Puente Tarata III, pagos por ascensos en las Fuerzas Armadas y cambios en los contratos en la estatal petrolera Petroperú S. A. Sin permiso para salir Inmerso el mandatario peruano en un mar de investigaciones, el Congreso decidió ayer no darle permiso para salir del país y acudir así a la toma de posesión del nuevo presidente de Colombia. Una decisión que Castillo lamentó en las redes sociales, en las que anunció que acudirá en su lugar la vicepresidenta y ministra de Desarrollo de Inclusión Social, Dina Boluarte. «Desde el Ejecutivo siempre hemos respetado la independencia de los poderes del Estado. Lamento que, de forma inusual y prepotente , el Congreso me impida a asistir a un acto protocolario internacional. Este hecho mella los lazos democráticos con la hermana República de Colombia», escribió el presidente en su cuenta de Twitter. La reacciones ante la imposibilidad de Castillo de viajar a Bogotá no se hicieron esperar. Antonia Arrejuola, ministra de Exteriores de Chile, lamentó que Castillo «deba ausentarse del cambio de mando de Gustavo Petro. Son pocas las oportunidades de juntarnos para dialogar sobre los desafíos que enfrentamos como región». En el mismo sentido se expresó el canciller mexicano, Marcelo Ebrard: «Lamento no se haya autorizado al presidente Pedro Castillo para asistir a la toma de posesión en Colombia, ahí se llevarán a cabo encuentros de alto nivel para hacer frente a la inflación-recesión, la crisis alimentaria y los nuevos riesgos de salud. Echaremos de menos al Perú». Pedro Castillo acudió ayer a la Fiscalía a responder por las denuncias de su corrupción en su contra donde anuncio que como parte de su derecho constitucional no va a responder ante la Fiscal de la Nación porque se «sabe inocente». La próxima semana tendrá que acudir a responder a la Fiscalía por los casos de presunta corrupción que involucran a su entorno íntimo.