Atlas, el robot contorsionista que parece salido de Star Wars y que va a fabricar coches

0
Atlas está tumbado en el suelo, y cuando quiere levantarse lo hace girando los pies y las rodillas hacia dentro; algo que no podría hacer jamás un ser humano. Ni el mejor contorsionista. En el rostro no tiene ni nariz ni boca ni ojos, solo una gran pantalla redonda que no muestra nada, pero que arroja luz por los bordes de la circunferencia. Recuerda bastante a alguno de esos robots reparadores de naves de carreras que se pudieron ver en la ‘La amenaza fantasma’ de Star Wars. La máquina tiene manos, brazos y piernas. Puede caminar, saltar y manipular objetos. Y luce más estilizado y compacto que la versión anterior; en la que Boston Dynamics, la empresa fabricante, llevaba trabajando los últimos años. MÁS INFORMACIÓN noticia No Los cinco robots con forma humana más avanzados y curiosos: todo lo que saben hacer El nuevo robot humanoide es totalmente eléctrico y está diseñado para llevar a cabo trabajos en el mundo real. Igual puede ser ayudante en una obra que vigilante nocturno. Y mucho más, seguramente. Boston Dynamics no tiene claros los límites del nuevo Atlas; por eso ha compartido que ha alcanzado un acuerdo con el fabricante de automóviles Hyundai para que este teste al robot en sus factorías. La anterior versión de Atlas ya era impresionante. Boston Dynamics lleva décadas trabajando en el dispositivo; al que llegamos a ver dando saltos imposibles para muchas personas y cumpliendo perfectamente con las órdenes habladas que recibía de humanos. Esta nueva versión, completamente eléctrica, será todavía mucho más eficiente. O eso espera la tecnológica, la misma que desarrollo al popular perro robot Spot . Asimismo, se sigue trabajando en las pinzas que tiene por manos, para que sea capaz de realizar nuevas acciones con ellas. «Diseñamos la versión eléctrica del Atlas para que fuera más fuerte, más diestra y más ágil», apunta Boston Dynamics. La empresa también señala que podrían haberle dado a Atlas una apariencia más humana todavía, tal y como están haciendo últimamente numerosas compañías fabricantes. Sin embargo, el plan es que la máquina «se mueva de la manera más eficiente posible para completar una tarea, en lugar de estar limitado por un rango de movimiento humano». «Atlas se moverá de maneras que excederán las capacidades humanas», dice Boston Dynamics. Por el momento, el dispositivo sigue en fase de pruebas; esto implica que solo las empresas con las que se alcancen acuerdos podrán testar la tecnología en entornos controlados. No hay fecha de lanzamiento oficial a la vista. Tampoco precio previsto. Cuando llegue el momento de la comercialización lo más probable es que Atlas no tenga una forma parecida; sino que será un robot completamente diferente.