Desde la torre Eiffel cerrada a cantar la Marsellesa en la Ópera de París

0
Los sindicatos y los ciudadanos franceses volvieron a salir este martes a la calle para protestar contra el proyecto para reformar las pensiones, promovido por el Gobierno de Macron. Aunque las manifestaciones y los paros fueron más intensos que en días anteriores, no logró alcanzar el nivel de la primera gran cita, el 5 de diciembre. Aún así, las movilizaciones, además de celebrarse en París, se extendieron a 110 ciudades, según informaba ayer Le Figaro. Según los sindicatos, salieron a la calle 1,8 millones de manifestantes. Y como en ocasiones anteriores la vida cotidiana se vio alterada por los paros y las protestas en varios aspectos. Aquí nos referimos a algunos:

Museos cerrados

Las protestas y paros de ayer llevaron a algunos museos y atracciones turísticas a cerrar sus puertas: el Museo Picasso, el Palacio de Versalles y la Torre Eiffel, que también echó el cierre el pasado 5 de diciembre. Otros, sin embargo, decidieron permanecer abiertos ofreciendo la entrada libre, como fue el caso del Museo D’Orsay.

75,8% paro de los conductores del SNCF

El sector del transporte es uno de los más afectados por los paros. Según el SNCF (empresa estatal de ferrocariles), el 75,8% de los conductores secundaron los paros, el 59,2% de los controladores. Y ocho líneas de metro permanecieron ayer cerradas.

Colegios cerrados o bloqueados

El anunció de que entre el 50% y el 60% de los profesores -primaria y secundaria, respectivamente- pensaban secundar los paros de ayer (aunque el Ministerio de Educación redujo el porcentaje al 25%) llevo a muchos colegios a cerrar las puertas. Otros, como el Lycée Burgot, en el distrito 3 de París, fue bloqueado por estudiantes.

Una botella de ácido

Ayer no faltaron los incidentes que dejaron varios heridos: uno de ellos tuvo lugar en la localidad francesa de Lille donde lanzaron una botella de ácido contra la policía, que se rompió y explotó al chocar contra el suelo, según informó Afp. También tuvo lugar una explosión cuando arracanba una manifestación en Aviñón, provocando dos heridos.

La Marsellesa en la Ópera de París

Entre las acciones e incidentes durante las protestas también hubo anécdotas de color como la que sucedió a las puertas de la Ópera de París. A medida que la Plaza de la Bastilla comenzó a llenarse, los manifestantes y trabajadores de la Ópera de París entonaron el himno nacional de Francia, la Marsellesa, según recogió el diario «Le Figaro».